Preludio

Sentando en esta habitación vuelvo a mirar al cielo, puede que esta sea la última vez que lo haga desde esta misma habitación, pronto estaré en otra similar, pero no será ésta. Ninguna será esta habitación. Y el cielo va a vomitar lluvia de un momento a otro, pero por fin tengo una tarde sin estar pendiente de los apuntes y del examen del día siguiente. Una calma antes de la tempestad. Igual que este momento. De un momento a otro.

Nacho Vegas habla por mí a través de sus canciones y una canción se repite una y otra vez en este ordenador. Y hoy se acaba el verano para mí, comienza mi otoño, comienza el preludio de lo que será un nuevo curso, mi último curso para acabar la carrera, imagino que el principio de otras muchas cosas.

En parte fue mi culpa / en parte fue su forma de mirar

Siento haber estado tan ausente en las últimas semanas (en realidad meses), a veces uno no tiene muchas ganas de hacer algo, supongo que es inevitable que lo vaya dejando. Procrastinar se dice ahora (al menos los geeks).

Es difícil saber si detrás del sucio cristal de la ventana hay gotas de lluvia, tal vez si la música callase podría oír cómo cae la lluvia, cómo empieza el otoño para mí.

05. septiembre 2008 por José Luis Merino
Categorías: General, Reflexiones | Etiquetas: , , , , | 1 comentarios

Un Comentario

  1. En mi opinión los cambios siempre son buenos. Todo lo que vaya en contra de la monotonía…

    Suerte en este curso que entra, yo aun estoy en el anterior hasta el miércoles.

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.