El horror

No sé si he dicho (al menos últimamente no lo recuerdo) que mi novela favorita Kurtzes El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad y lo es por muchos motivos, creo que es una gran novela que ha pasado (en general) demasiado desapercibida, aunque sí que hay bastantes estudios y que yo conozca al menos un par de monográficos (en muchas ocasiones relacionándola con la versión (mejor ‘versión’ que ‘adaptación’) cinematográfica de Coppola, Apocalypse Now, que casualmente está también entre mis películas favoritas). Harold Bloom, por ejemplo, menciona en su famoso y criticado Canon Occidental cuatro libros de Conrad: Lord Jim, El agente secreto, Nostromo, Bajo la mirada de Occidente y Victoria, pero no así el breve Heart of Darkness.

Hay un par de fragmentos que me encantan, pero sobre todo el conocido pasaje en el que Kurtz exclama sus últimas palabras (siento no tener a mano el dato del tra ductor ni de la edición, cuando vaya a Palencia tomo el dato y lo incluyo):

Vi en aquel rostro de marfil la expresión del orgullo sombrío, del poder despiadado, del terror más abyecto…, de una desesperación intensa e irremediable. ¿Volvió acaso a vivir su vida en cada detalle de deseo, tentación y flaqueza durante aquel supremo momento de lucidez absoluta? Gritó en un susurro a alguna imagen, a alguna visión; gritó dos veces, un grito que no fue más fuerte que un suspiro:

«¡El horror! ¡El horror!»

Obviamente todos aquellos que no hayan leído el libro / visto la película, serán apedreados en la plaza del pueblo. Tengo DVD original de la película y un par de copias en CD, además de tener el libro. El préstamo está abierto.

P.D:  Parte de mi vida internauta me ha acompañado la imagen de Marlon Brando en una de las escenas de la versión «Redux» de la película, he ahí la explicación a que yo llevara esa imagen..

18. abril 2008 por José Luis Merino
Categorías: General, Libros, Literatura, Narrativa | Etiquetas: , , , , , , | 18s comentarios

Comentarios (18)

  1. Leer algo gris sobre un fondo blanco es todo un sacrificio, José Luis. Mira a ver si lo puedes arreglar… hazlo por quienes te queremos.

  2. Merezco que me apedreen en la plaza del pueblo, pero ya sabes que los libros que me recomiendan no los leo hasta su momento justo (5 o 10 años después, por ejemplo), creo que porque no me gusta decepcionar a la persona que me lo ha comentado (sobre todo si tiene mucho interés en que me lea el libro).

    Un beso.

  3. La película me encanta. El libro lo tengo en la estantería: asignatura pendiente. Pronto le hincaré el diente.

  4. Mira awixu piensa lo mismo que yo por una vez… 😉

    Por cierto… Yo no he leído el corazón… pero es que no me llama nada…

  5. Por miedo a que me destrocen un ojo con una piedra no me atrevo a confesar que me leí El corazón de las tinieblas pero… no me encantó. Está bien pero no me llegá a apasionar.

  6. Siempre pones la misma foto…no tienes más? jeje

  7. He de decir que a mi tampoco me entusiasmó en su momento, aunque reconozco su importancia en varios sentidos. en primer lugar el mérito que tiene Conrad por entrar en el canon literario británico siendo polaco y escribiendo en inglés, que ni siquiera era su segunda lengua, era la tercera. (Aunque claro, si en vez de hablar del Congo belga hubiese hablado de una colonia británica tal vez ahora no estaríamos hablando de Conrad). Y segundo por la visión crítica que le dió al colonialismo, aunque con todo lo que vino después en teoría postcolonial creo que su obra se ha visto un poco eclipsada.

  8. Y yo que pensaba que esa imagen era de Sin city…

  9. Anita: Sí, te regalé el libro en 2005… te parecerá bonito.

    paupablo: Pues ya me contarás qué te parece, intenta no ir con ideas preconcebidas, puesto que no se parece demasiado a la película.

    awixumayita & Christian: Cuando queráis os dejo toquetear y poner el gris en un tono más negro. Yo no lo he conseguido, si vosotros podéis…

    Carlos Garvin: Bueno, contigo haremos una excepción. No a todo el mundo le tiene que gustar todo. ¿Has visto la película? ¿Qué opinión te merece?

    Bano: Ahora uso a ‘sprout’, hace mucho que dejé a Kurtz.

    Natalia: Yo aún sigo sin comprender cómo alguien puede escribir así sin ser su lengua materna (de hecho Conrad confesó que si no hubiera aprendido inglés, no hubiera escrito), ¿cuántos casos hay en la historia de la literatura? Seguro que se pueden contar con los dedos de una mano.

    DjinnSade: Pues no, es «un poco» antes. Si tienes tiempo / ganas échale un vistazo a la película y me cuentas.

  10. Me apunto el libro, ahora estoy con «Una historia en bicicleta» y luego me pongo con «La rosa de Jericó», que lo pille ayer. Librosssss!!!! Libros!!!!

  11. Lamentablemente no he visto la película, es una asignatura pendiente, por esto creo que sí me merezco ser apedreado sin miramientos.

  12. estrés?? andandaaaa!!

    muak muak muak

  13. Casi merezco que me apedreen tambien… EL libro no lo he leido y la pelicula la vi hace bastantes años ya 🙁 tendre que volver a verla 🙂

  14. Cuando termine con «El cartero de Neruda» me pondre con este a ver que tal 😛

  15. Es una novela fantástica. La película también es maravillosa, aunque el último tercio queda lastrado por la desmesura y la egolatría de Brando (es exclusivamente mi opinión, sé que para muchos la intervención de Brando es lo mejor de la película).

  16. Que actualice! que actualice!!

  17. (o fingiré ser spam y te dejaré tropecientos mil comentarios).

    Ha ganado usted un millón de pesetaaaaas*. Haga clic aquí!

    *euros, sorry.

  18. ¡Sí! ¡Lei «El Corazón de las tinieblas» junto a «Juventud» y a «En las últimas», y debo decir que el principal, el Corazón de las Tinieblas me sorprendió y me agradó a partes iguales. No te puedo negar que es un grandisimo relato y que me encantó. Conrad es un autor que pasa desapercibido en general, a pesar de su tremenda calidad. Hay quien opina que es un escritor para escritores, pero yo también me quedo con ese pasaje final, agónico, glorioso y terrible de la muerte de Mr.Kurtz. ¡Cuanto tiempo tuve zumbando en mi cabeza aquellas últimas palabras! «¡El horror! ¡El horror!»
    Que grande

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.