El futuro de la Red

Desde hace varios días tengo a medias una entrada titulada «El futuro del libro» y debería ser esa la entrada que estuviera publicada en mi blog, pero a raíz de un comentario que César me hizo durante el cursillo al que asistimos el viernes («Tecnologías de creación y gestión de servicios personales en la Web 2.0» y sí, creo que era la única persona que no estudiaba Teleco o Informática a excpeción de las azafatas…) y que básicamente se resume en que yo digo demasiadas veces «eso está muerto» (refiriéndome a un servicio web, aplicación o dispositivo), creo que es un buen momento para dar mi punto de vista sobre lo que yo creo que será el futuro de la Red como inicio de una serie de artículos («El futuro de…») que iré publicando a lo largo de los próximos meses.

Que Internet ha cambiado desde que yo me conecté por primera vez (¿hace 10 años? No recuerdo la fecha exacta) es algo que todo el mundo sabe y da por hecho, pero tal vez no todo el mundo se percata de la auténtica revolución que hemos sufrido en los últimos años. Estoy convencido de que en un futuro no tan lejano alguien hablará de estos años como una época de cambio y transición de una etapa a otra. Tiempo al tiempo.

Cada vez es más común encontrarse con zonas con Wifi gratis, desde zonas universitarias, cafeterías, puntos de acceso Fon o personas que dejan (de forma consciente o no) libre su señal. Este hecho unido a la bajada de precio de los terminales 3G y que ya suelen incluir un chip wifi, la popularidad de los portátiles (y su precio asequible, no como hace unos años) y la llegada de los ultraportátiles nos ha llevado a una situación bastante peculiar: en cualquier momento podemos sacar nuestro móvil / portátil / ultraportátil y conectarnos a la Red (ya sea por wifi o 3G) para comprobar nuestro correo, mirar quién ha comentado en nuestro tablón de Tuenti o Facebook o simplemente para escribir en Twitter que vamos a casa de nuestra novia (dejaré de lado de momento la pregunta que algunos amigos algo excépticos me hacen: ¿para qué quiero hacer eso?).

El futuro de la Red pasa por estar conectados siempre y ese es el punto que marcará todo el desarrollo de las aplicaciones y de la nueva concepción que vamos a tener de lo que es y para lo que sirve Internet. Si estamos siempre conectados significará que ya no vamos a necesitar (o al menos no tanto como antes) tecnologías en cierto modo obsoletas como por ejemplo pueden ser las llamadas de teléfono o sobre todo el envío de sms. Estos están siendo sustituidos ya por conversaciones por Skype (y no me refiero únicamente a través de nuestros ordenadores, ya que hay móviles que soportan esta aplicación) y el e-mail. ¿Para qué pagar por algo si tienes un sustituto natural que te sale gratis o a un precio mucho menor?

Estar siempre conectados y enviando información a los distintos servicios que usamos (TwitterFacebook, Last.fm, Google Reader, Flickr…) hace completamente necesario una centralización de todo ese cotenido. A día de hoy sigo siendo un poco escéptico (dado su poco uso en mi entorno) respecto a lo que ofrece FriendFeed, pero el poder tener «salas» en las que tus amigos y tú compartáis todo lo que veis en la Red o una «sala» solo con todo lo que vas haciendo es algo que será a corto plazo necesario.Por otro lado, el tener varios dispositivos con los que nos conectamos a Internet (móvil, ultraportátil, sobremesa…) hace más necesario aún la sincronización total entre ellos (los mismos marcadores en todos nuestros navegadores, por ejemplo) y ha hecho que surja la necesidad de tener «la nube», es decir, una serie de aplicaciones que permitan tener nuestros contactos, música, fotos, etc. sincronizados en varios dispositivos (para ello tenemos MobileMe o Google Sync).

Todo esto hará que en un corto (al menos para los early adopters)  o medio plazo (para los late adopters… es decir, el resto de la gente) todos tengamos un terminal con el que poder conectarnos a Internet y mandar un e-mail o hablar con nuestra hermana que trabaja a 1000 kilómetros de forma gratuita mientras vamos en metro al trabajo. Pero también poder descargarnos la última novela de nuestro autor favorito a 4.95€ o la última canción de moda por 0.99€ y tenerlos a la vez en nuestro lector de libros digitales o iPod y en nuestra biblioteca multimedia de nuestro ordenador. Nuestro móvil/ordenador nos avisará de si un amigo nuestro ha colgado fotos en Flickr, pero también lo hará si se encuentra cerca de nosotros gracias a la geolocalización (hace poco Google lanzó Latitude).

Dejo para el final la respuesta a la pregunta: ¿Para qué quiero hacer eso? En realidad ese pregunta se la hacen algunas personas ahora… con el paso del tiempo la gente simplemente se irá adaptando a los nuevos avances como ha ocurrido hasta ahora. Nadie nos va a obligar a estar todo el día conectados, a comprar dispositivos más sotisficados o a sincronizar nuestra información, claro que no. Pero ese es el camino.
A día de hoy, por ejemplo, todos miramos con recelo a un joven universitario que no sepa manejar un ordenador… pues creo que en unos años todos miraremos de la misma forma a alguien que no pueda (o quiera) tener un aparato con el cual tener acceso a toda la información de la Red en su bolsillo, hablar con sus amigos/contactos en cualquier momento o decir a estos dónde está y lo que está haciendo (por cierto, a este respecto un artículo muy interesante de Enrique Dans).

Y ahora os toca a vosotros, ¿cómo creéis que será el futuro de la Red?

Hasta aquí el primero de los artículos de opinión «El futuro de…», el próximo partirá de estas premisas y tratará de dar mi visión a lo que será «El futuro del libro».

28. febrero 2009 por José Luis Merino
Categorías: El futuro de..., General, Internet, Reflexiones, tecnología | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 15s comentarios

Comentarios (15)

  1. Elija su propio comentario:

    1) Si el futuro es siempre conectado, no me esperéis, que me bajo ahora.

    2) Pues no se, no lo veo. A fin de cuentas, nadie Twittea eso de «Cagando». Lo que quiero decir es que a poca gente le importa realmente el 60% de los Twitts (o hasta 80%)
    Lo veo todo muy idealista, a fin de cuentas, solo tienes que mirar como ha muerto prematuramente Spotify.

    Hay un par a los que no les interesa esto. Y yo no quiero ver canis y pijas en Twitter, lo siento.

  2. Todo esto es comparable a la telefonía móvil.

    Quién no tiene hoy día teléfono móvil? Si hasta mi abuela tiene una línea y la usa. Hace tiempo creo que leí que en nuestro país hay más líneas de teléfono que personas (yo tengo tres, ahí es nada).

  3. Al paso que se mueve todo en la red, dentro de no mucho tiempo no tendrá sentido hablar de «estar conectado», o no estarlo, porque cualquier aparato tendrá relación con la red, desde una cafetera hasta el automóvil. Se trata de ese paradigma tan de moda, pero posiblemente real en un futuro cercano, al que se ha llamado «Internet de las cosas».

  4. Yo llamaría a este artículo «El futuro de la red I» (en minúsculas y numerado). Esto lo digo porque has hablado del futuro de la red y de las telecomunicaciones sólo desde el punto de vista de la «red social» como los llaman muchos. Hay otras muchas redes que te faltan de comentar y que van a suponer un cambio muchísimo más radical a lo que estamos viviendo ahora.

    Un ejemplo: estamos empezando a ver ya en los centros de salud (los ambulatorios de antes) que nuestros médicos de cabecera nos hacen recetas con un ordenador o tienen parte de nuestro historial en el ordenador. Esto es el principio de la medicina electrónica o e-health para los internacionalizados. Aquí no va a participar al 100% Tuenti ni Twitter, pero sí en un 20% en cuanto a recogida de información para el tratamiento de ésta y nuestros datos de salud.

    Con esto quiero decir que las nuevas tecnologías están integrándose a nuestras vidas a un paso progresivo y entendible por todas las personas de edad media. Las de edad temprana las ven como normal y las de edad superior las ven como algo que no pueden alcanzar, pero que lo alcanzan sin darse cuenta. Y se están integrando en todos los campos: social, político, trabajo, salud, estudios…

    Aún tienes muchos «El futuro de la red en …» para cada campo si quieres.

  5. @DjinnSade: El futuro de la Red (como bien indican algunos de los comentarios de esta entrada) no se centran en twitter… aunque es un ejemplo de cómo se puede «bloguear» desde terminales móviles y decir dónde estás a cada momento (si no lo has hecho, lee el artículo de Edans que comento). Y Spotify no ha muerto… el programa puede «morir» (que no va a suceder), pero la música en streaming es el futuro a medio plazo de la música y tenía pensado dedicar otro de estos «El futuro de…» a ello.

    @Adirael: Claro. Todo es un proceso de adaptación… antes o después todos tenemos una tele, un ordenador, un portátil, un móvil… lo que sucede es que ahora ya tenemos «todo» y debemos elegir si las novedades que nos ofrece X aparato nos compensa en relación al que tenemos y al precio que cuesta.

    @alpoma: Totalmente de acuerdo. En el futuro (no tan lejano futuro como algunos creen) todo estará conectado y todos lo estaremos siempre. Será difícil creer que en algún momento no lo estuvimos y que había que pagar mucho dinero por tener una tarifa plana (recuerdo en mi mente la noticia de la tarifa plana de Telefónica… cuando lo escuché me pareció lo mejor del mundo… ahora es de risa, el módem con el que he escrito esta entrada y con el que estoy escribiendo este comentario tiene más velocidad y eso que se conecta a través de la red móvil).

    @RaFa…eL : Es cierto que únicamente me centro de cara al usuario y que la revolución de Internet está siendo en todos los ámbitos (tal y como apuntaba alpoma). No tengo intención de abarcar «todo» simplemente partir de este artículo más o menos general para luego poder hablar del futuro de la cultura (el libro, la música, etc.).

    Creo que no puedo ser objetivo con este tema (y eso que no crecí rodeado de ordenadores y de Internet… tarde mucho en tener mi primer ordenador), pero siempre he sido una persona a la que las nuevas tecnologías le han llamado la atención y que se considera un «early adopter» de todo lo nuevo. Aún así, entiendo que a mis padres les resulte difícil comprender según qué cosas… pero sigue habiendo gente de «nuestra edad» (15-35 años) que son incapaces de ver las ventajas de este proceso del «Internet de las cosas» (como lo ha llamado alpoma). Creo que supondrá la misma revolución que la máquina de vapor o la electricidad… está a ese nivel.

  6. A ver, creo que ya conoces mi opinión al respecto, y tengo por ahí un post a medio hacer dedicado a ti, pero bueno, voy a ver si aquí me explico un poco.

    Esta claro que el camino que esta tomando la red es el que dices, poner muchas cosas de nuestra vida, en diferente sitios, e ir centralizandolo para hacer un perfil online de nuestra vida, hacer amigüitos y ser los más guay de internet. Y como diciendo eso se que parezco un capullo, simplemente diré que el camino es ese, subir información y hacer un perfil online de nuestra vida para que la gente vea lo que hacemos como somos y estar siempre conectados como tu dices, poniendo a cada segundo la gran chorrada que estamos haciendo pensando que a alguien le va a interesar y así satisfacer nuestro maltrecho ego.

    Ahora estamos en el boom de la web 2.0. Nadie ve los peligros, todo son ventajas. Ya hay mucha gente que se esta percatando y esta borrando perfiles de Facebook etc. porque se da cuenta de que da demasiada información, y aunque parezca que este dispersa y confusa, hay unos agradables animalitos llamados bots que la ordenan de puta madre.

    Se que ese no es el tema, pero ahí esta. Los que hacen estudios de mercado se están haciendo pajas desde que se popularizo tuenti, twitter, lastfm, y demás redes. Sin contar la policia o los malos de la peli, que pueden saber más de nosotros que nosotros mismos en cualquier momento.

    Pero a pesar de eso, la otra cosa es que cada día nos están vendiendo más aparatitos inservibles haciendolos pasar por imprescindibles para que sigamos consumiendo y cambiado todos esos aparatos cada dos años, para seguir y seguir consumiendo. Crean necesidades que no necesitamos.

    Pero como ese sigue siendo otro tema…

    En definitiva, vamos a estar siempre conectados cuando obviamente no hace falta estar siempre conectados, y esto solo beneficia a los mismos de siempre.

    Hay dos caminos, que nos la comamos con patatas, o que nos demos cuenta de lo que esta pasando y pasemos de ello, ese es el futuro de internet.

  7. @José Luis

    No me refiero a que deje de existir, me refiero a que no sea ni tomado en cuenta.

    Yo mismo he dejado Spotify porque no estaban todos los temas de Love Of, técnicamente, toda la música que quiero, la tengo ya, asique no le doy uso alguno, y si se lo fuese a dar en algún momento, me encuentro con limitaciones.

    Respecto a lo de Twitter, lo mismo, nadie va a ser «sincero» en el resto de webs 2.0, en Tuenti todos parecen ser fiesteros, en Twitter nadie caga, y así sucesivamente…

  8. @mariofz: No, desde luego no hablas del tema del que trata la entrada… pero aún así te contestaré (con amor, ya sabes) desde tu amor:

    Conozco tu opinión al respecto… pero me da igual, es decir, por mucho que tu te cabrees y te acalores cada vez que alguien habla de twitter (que tú usas), de los blogs (que tú tienes) o de esos móviles caros y con los cuáles uno se puede conectar a Internet a través de 3G o Wifi (que curiosamente… tú también tienes uno).

    No se trata de ser el más «guay» sino de que hay tanta y tan variada información que es imposible conocerla toda y por eso debe centralizarse. Nada más. No creo que sea para satisfacer el ego de nadie… ¿a quién le importa las fotos que he subido en Flickr o lo que estoy haciendo? Pues a mis amigos / contactos, a nadie más.

    Existen peligros en la Web 2.0… sí, pero no debes olvidar que es el usuario quien da permiso para que los demas conozcan o no cosas sobre él. Si no quieres que nadie sepa nada sobre ti créate un perfil de Twitter sólo para tus amigos… no des datos personales, usa varias cuentas de correo. ¿Por qué no lo haces si tan preocupado estás por tu seguridad?

    Pero repito, hablas de cosas que nada tienen que ver con lo que yo estyo hablando.

    Se crean necesidades… sí, claro… pero no más que en otros campos (coches, ropa, complementos…). Como bien he dicho ahora mismo «todo el mundo tiene de todo» así que hay que diferenciar los productos y convencer a los compradores de que las novedades que ofrecen son lo suficientemente necesarias como para cambiar de móvil, por ejemplo.

    Y no estoy de acuerdo, el futuro es más o menos el que yo comento te guste o no. Puedes resistirte a comprarte un móvil de última generación y seguir con tu viejo ladrillo durante 5 años más… claro que puedes, pero llegará un momento en que tengas que adaparte y cambiar, o meterte en una cueva y no relacionarte con nadie. Porque el futuro pasa por eso y negar la realidad no hará que esta desaparezca.

    Y sobre tu segundo comentario… me parece un poco infantil, sinceramente. Lo que yo pongo en mi twitter no demuestra nada. Y te repito: si no te gusta lo que lees, no hace falta que lo leas ¿verdad? La web 2.0 permite decir al mundo si vas al baño… cierto, pero también permite enterarme de las últimas novedades musicales al estar suscrito a un par de blogs o poder conocer a grupos de música que no conozco gracias a Last.fm (por ejemplo). Creo que relativizas demasiado.

    @DjinnSade: Está siendo tomado (y mucho) en cuenta. Cuando hable de ello intentaré explicarlo lo mejor que pueda… ¿Y si hubiera estado toda la música que tú quieres? ¿Y si estás en un sitio que no es tu casa / ordenador y quieres escucharla? Piensa en ello… poder escuchar toda la música que tú quieres en cualquier momento, sin necesidad de llevar un iPod / disco duro encima…

    Nadie ha hablado de la sinceridad… estamos hablando de las opciones que permite / permitirá la web en el futuro. Olvida por un momento las relaciones personales y céntrate en el «yo digital» (lo que tú lees, compartes, escuchas, cuelgas, fotografías…).

  9. Ya claro, si tiene cosas buenas, eso no lo niego, pero es que las malas son tantas y tan cantosas que tocan la polla.

    Siempre nos escudamos en que hay cosas que se usan bien para usarlas mal, y eso no es suficiente, si es usan mal, decir que se usan mal, no digáis que a veces se usan bien, no me vale.

    Y si, si esto sigue por este camino, tendré que meterme a una cueva

  10. Ya sabes lo que me encanta cuando te pones en plan Nostradamus a predecir el futuro. Pero es que hay veces que dices «el futuro es…» cuando es «a mí me gustaría que el mundo fuera…». A lo mejor hay cosas que son mejores, pero el mundo (y más en estos temas) será lo que los directores de un puñado de corporaciones quieran que sea.

    De todos modos en este caso estoy de acuerdo en que tenderemos a esto, es la evolución lógica y lo que terminará demandando la gente en cuanto haya masa crítica. El problema de todos modos está en las telcos, que no van a dejar tan facilmente que sus usuarios que pagan esos pedazo de precios por llamadas en conmutación y por SMS dejen de gastarse ese dinero por hacerlo oIP. Por eso cobran el mega a pelocoño, y de momento no creo que les regulen en esto, así que esto seguirá así durante bastante tiempo.

  11. Yo soy partidario del «Cloud computing», pero siempre y cuando se tomen medidas serias en cuanto a la seguridad de los datos, porque no vale con: «compartir solo con amigos», «establecer como perfil privado», etc, si despues cambiando parámetros de las url (por poner un ejemplo), que lo puede hacer un niño de 8 años, puedes acceder a información que teóricamente es privada.

    Por otro lado yo veo que el futuro de la red, a parte de al cloud computing, apunta a la automatización, es decir, en unos años se venderán retretes conectados a un AP por wifi que actualizarán tu status de twitter con un «estoy cagando» cuando tires de la cisterna, o una tostadora que twittee «se me han quemado las tostadas» (es broma xDD)

  12. @mariofz: Creo que tienes una mente demasiado cerrada. Deja de pensar por un momento en «lo malo» que tienen las cosas, por dios.

    @César: Sí, tienes razón… es «yo creo y quiero que sea…» sí. Y supongo que con el paso del tiempo la conexión se regule y las telcos basen sus modelos de negocio en otras cosas (aunque, sinceramente, no se me ocurre en qué ni cómo…).

    @PrT: Te entiendo, cagadas con la url hacen peligrar los datos de todos, sí. Y en retretes o tostadoras no… pero en frigoríficos, televisiones, coches y similares… sí. Tampoco nos pasemos 😛

  13. Totalmente de acuerdo con Mariofz:
    El futuro que planteas, José Luis, parece la sociedad de 1984…

    El gran hermano te vigila… esas cosas… (y sí, lo sé… tengo tuenti, last fm, blog, facebook y su puta madre…)

    Muah

  14. @José Luis ¿Qué deje de pensar en lo malo? ¿Pero que mierda de razonamiento es ese?

    Las cosas tendrán un lado bueno y uno malo, y si tienen uno malo no lo podemos obviar y hacer como que no existe solamente porque el lado buena tenga colorines.

    No me jodas macho xD

  15. @José Luis

    Probablemente, si me hubiera dejado escuchar todo lo que quiero… si que lo habría dejado. Vamos, que casi seguro xD

    Sobretodo para probar discos y esas cosas, viene de perlas, pero de momento, es lo que hay, y tal y como anda la cosa con el copyright, no se yo si va a poder ser.

    Hubiese molado xD

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.